Espacio natural LIC Betanzos-Mandeo

MandeoEl Mandeo es un típico río atlántico. Entre su nacimiento en el Marco das Pías (Sobrado, 690 msnm) y su desembocadura en la ría de Betanzos, recorre 56 km atravesando y dando lugar a diferentes paisajes: penillanura, encajonamientos, bosque de ribera, marismas... El entorno de la mitad inferior de su trazado conforma el espacio protegido como Lugar de Importancia Comunitaria Betanzos-Mandeo, de la Red Natura 2000 europeo (código ES1110007), y Zona de Especial Protección de los Valores Naturales (ZEPVN) de la Rede Galega de Espazos Protexidos.

MandeoLa zona protegida comprende unas 1.020 hectáreas entre Aranga, en concreto en la unión del Mandeo con su afluente el Cambás y la boca de la ría, a la altura de la punta de Satareixas y la playa de Miño. El espacio natural apenas se separa del cauce del río y sólo se prolonga ligeramente por los afluentes Mendo y Zarzo antes de abrirse en la zona de la marisma.

Mandeo
Dos son los hábitats más destacados en este espacio natural: el bosque de ribera y la marisma.

MandeoEl bosque de ribera se reduce, casi siempre, a una estrecha franja bordeando los cauces y, con frecuencia, avasallado por los monocultivos de eucaliptos en las laderas, cuando no invadido por los prados hasta la misma orilla. Se encuadra en el hábitat prioritario  de la UE "bosques aluviales de Alnus glutinosa y Fraxinus excelsior” (codigo 91E0 de la DC 92/43/CEE). Asociado a este hábitat están los cauces: "ríos de los pisos basal a montano con vegetación de Ranunculion fluitantis y de Callitricho-Batrachion" (código 3260). Las mejores zonas de este bosque se encuentran en las zonas más encajonadas del río: entre As Xielas y As pías y sobre todo entre el Zarzo y Chelo. A la presencia de alisos, fresnos y sauces se les unen multitud de especies de árboles o arbustos (espinos, avellanos, robles, abedules...) y pequeñas plantas Mandeo(rusco, angelica, acónito, menta de lobo, primavera, valeraiana, narcisos...). Destacan los helechos, con el helecho real a la cabeza, acompañado de un gran número de especies, algunas de la cuales son de especial interés: Vandenboschia speciosa, Woodwardia radicans o Hymenophyllum tunbrigense. En el cauce, las especies representativas son los musgos (Fontinalis antipyretica), ranúnculos, espiga de agua, nabo del diablo, berra...


MandeoA partir del lugar de Chelo (entre Coirós y Paderne), comienza a notarse la influencia de la marea y poco a poco el paisaje cambia al de ría, la ría de Betanzos. Hasta once hábitats litorales  (ver web del SITEB) están identificados en este espacio, de los que cuatro suponen casi el 70 %: Estuarios (código 1130), Vegetación anual pionera con Salicornia y otras especies de zonas fangosas o arenosas (código 1310), Pastizales de Spartina (código 1320) y Pastizales salinos atlánticos (código 1330). Las marismas de Betanzos (que se extienden también por Paderne y Bergondo)  son casi 600 hectáreas, de las cuales aproximadamente 200 son de juncales, carrizales y prados halófilos con presencia de Juncus maritimus, Sarcocornia perennis, Salicornia ramossisima, Spartina maritima, Phragmites australis, etc.

Además de los 25 km del Mandeo, el LIC también incluye dos tramos de sus afluentes principales: 2,5 km del Zarzo y 9 km del Mendo

MandeoOtros hábitats, con menor superficie o importancia, conforman este espacio: bahías, dunas, costa rocosa, matorrales, prados... En conjunto, una visita a este río y su entorno nos muestra una gran diversidad.

Son muchas las especies, tanto de flora como de fauna, con presencia en el Mandeo. De las que están incluidas tanto en el Catálogo Galego de Especies Ameazadas (1) como en el Catálogo Nacional, destacan:
Mandeo- Los helechos Dryopteris aemula (1), Dryopteris guanchica (1), Hymenophyllum tunbrigense (1), Isoetes fluitans (1, 2), Vandenboschia speciosa (1), Woodwardia radicans (1).
- Narcissus cyclamineus (1).
- Invertebrados como el Cerambyx cerdo (1), Elona quimperiana (1), Geomalacus maculosus (1), Margaritifera margaritifera (1, 2), Unio pictorum (1).
- Cuatro especies de peces, Chondrostoma arcasii (2), Chondrostoma duriense (2), Petromyzon marinus (2), Salmo salar (2). Otras tres especies están presentes en la cuenca: la trucha, el reo y la anguila. El caso del salmón es especial, ya que el Mandeo es uno de los escasos ríos gallegos en los que todavía se reproduce. Sobre todo a el se debe la fama del coto de pesca de Betanzos.
Mandeo- Anfibios: Chioglossa lusitanica (1,2), Rana iberica (1,2).
- Aves: Circus pygargus (1,2), Milvus milvus (1,2).
- Mamíferos: Galemys pyrenaicus (1,2).

Otras especies representativas o de valor especial son el escarabajo Carabus galicianus, endémico del noroeste peninsular, la libélula Oxygastra curtissi, el águila pescadora Pandion halietus, la nutria Lutra lutra o el escribano palustre iberoccidental (Emberiza schoeniclus lusitanica), subespecies de la que se estiman menos de cien parejas en la península y citado en las marismas de Betanzos. (Más información de muchas de estas especies en la web de la Consellería de Medio Rural y listado en la web del SITEB).

¿Lugares recomendables a visitar? Son muchos los lugares que nos permiten disfrutar de este espacio natural, tanto para un agradable paseo como para estudiar con más detalles los valores naturales. Estos son algunos de los que recomendamos:

Mandeo- Unión Mandeo-Cambás. En el límite superior del espacio natural. Existe una ruta señalizada para recorrer el Cambás y la fraga de As Barbudas, uno de los mejores bosques del cauce del Mandeo (incomprensiblemente, queda fuera del espacio natural) desde Aranga, donde además, a la orilla del río, hay un área recreativa.
- Lugar de As Xielas. Encajonamiento abrupto del Mandeo. Aquí una presa capta agua para el canal que alimenta la central hidroeléctrica del zarzo. Varias rutas del Proyecto Mandeo unen diversos tramos del cauce entre Aranga y Chelo, entre otras una entre As Xielas y As Pías.
- Lugar de As Pías. En el emplazamiento e la antigua central hidroeléctrica hay ahora una área recreativa. El acceso no es fácil, pero es parte de su encanto. El río va encajonado y con un buen bosque de ribera. Podemos utilizar la ruta entre As Pías y Zarzo para acercarnos a toda esta zona.
Mandeo- Central hidroeléctrica del Zarzo. Entra As Pías y Zarzo discurre otra de las rutas. A medio camino, por la orilla izquierda, desemboca otro aflueente, el río das Fervenzas o Dos dous nomes, en el que existe otra ruta señalizada (se accede desde Ponte Xora, Coirós). La central del Zarzo es un lugar estratégico: por aquí pasan varias de las rutas, entre otras la que llega o sale de Chelo. Esta es una de las rutas más frecuentadas y también de las más bonitas.
- A Espenuca. Monte que se alza sobre el río, pero con las vistas tapadas por los eucaliptos. Aún así, merece la pena el paisaje, la ermita...
Mandeo- Lugar de Chelo. Es uno de los lugares emblemáticos y habituales del Mandeo. De hecho, con frecuencia en verano es casi imposible aparcar. Aún así, hay que ir por allí. Varias pistas y caminos permiten rutas alternativas. Aquí se encuentra el Aula do río (pequeño centro de interpretación de la Xunta) y, en el futuro, el Centro de Interpretación del Proyecto Mandeo.
- Betanzos es la "capital" del Mandeo. Aquí se le une su principal afluente, el Mendo. Ambos son ríos urbanizados a su paso por la ciudad. Y a partir de aquí comienza la marisma de verdad.
- Marisma de Betanzos. Tanto por la orilla de Paderne/Betanzos como por la de Bergondo se puede acceder a la marisma. Una pista de tierra por la orilla izquierda (Bergondo), en la Ruta Mariñá, quizá sea el acceso más sencillo. Hay dos observatorios ornitológicos; al de Bergondo se accede por el Pazo de Mariñán.
Mandeo- O Pedrido. Al pie del puente estamos en el estuario y en la playa. Un área recreativa y paneles nos ofrecen información de este lugar.
- Tramo bajo del Mendo, entre Betanzos y Mende. Es un tramo rural, con abundancia de molinos, aldeas, el puente medieval de A Roibeira, fuentes... fácil de caminar entre sendas y pistas.

Y por supuesto muchos lugares más, tanto naturales como etnográficos que merecen la pena. Un espacio para conservar y que se conserva, a pesar de lo humanizado y de los fuertes usos a los que el Mandeo fue y es sometido.

28/02/2012