Los huevos de la rana bermeja (Rana temporaria)

Polistes dominulaLa rana bermeja es uno de esos anfibios que te sorprende con algunos de sus hábitos. Es una especie que no depende excesivamente del agua. Además de los lugares esperados como orillas de arroyos o de lagunas, también es frecuente en áreas de matorral, bosque o incluso pedregales. En las zonas altas es más acuática y coloniza turberas, charcas o cursos de agua.
Para el desove le vale prácticamente cualquier pequeña masa de agua que no se seque en un par de meses, incluso espacios artificiales como abrevaderos, charcas, cunetas...o hasta roderas de tractor, como estas encontradas entre el ayuntamiento de As Pontes y el de As Somozas (provincia de A Coruña), a una altitud de 500 metros.

Polistes dominulaLa puesta puede comenzar a finales de octubre y durar hasta febrero, o hasta abril en las zonas altas. Los huevos se depositan en masas gelatinosas de gran tamaño, mayor que una mano, que quedan apenas sumergidas. Cada una de ellas puede contener hasta 600 huevos, cada uno de unos 2-3 mm, negros y con una mancha blanca.
En Galicia y toda la cordillera cantábrica está presente la subespecie Rana temporaria parvipalmata Seoane (descrita en 1885 en A Coruña), que comparte distribución con la rana patilarga (Rana iberica), pero que no compiten por el hábitat, al ser esta habitante de aguas corrientes. Para distinguirlas, no siempre se cumpre la regla de "si abatimos la pata trasera Polistes dominulahacia delante y el talón no sobrepasa el hocico, es rana bermeja". Debemos fijarnos en los pliegues (cordones glandulares) dorsolaterales: en la rana bermeja se aproximan uno a otro a nivel de la inserción de las patas delanteras. Además, la garganta de ésta está poco pigmentada de oscuro y la palmeadura interdigital es más reducida que en R. iberica.

- Catálogo Nacional de Especies Amenazadas: De Interés Especial
- Catlágono Galego de Especies Ameazadas: Vulnerable

 

22/01/2011