Las plumas del arrendajo (Garrulus glandarius)

Garrulus glandariusEntre las ramas de los árboles se escuchan los graznidos ásperos y roncos, frecuentemente antes de que los veamos pasar. Por delante de nosotros cruza entonces el arrendajo, con un vuelo pesado e incierto, pero muy directo. Nuestra imagen de los cuervos puede verse afectada si nos fijamos en un arrendajo. En su plumaje dominan los tonos ocres, rosados. La cabeza es voluminosa, con un fuerte pico y píleo (o coronilla) con plumas eréctiles, listado en blanco y negro y bigotera negra. El obispillo es blanco, contrastado con la cola negra. En las alas destaca el panel de Garrulus glandariusplumas azul turquesa en el hombro. Su brillo metalizado al sol es muy llamativo.

El ejemplar del que obtuvimos estas plumas chocó contra una verja y apareció muerto al pie de ella. Su longitud (pico-cola) era de 33 cm, la envergadura de 55 cm y su peso de 154 g.

Garrulus glandariusRémiges o plumas de vuelo. Las rémiges primarias son las plumas más externas del ala. Son la fuente principal del empuje de vuelo del ave. En las paseriformes aparecen en número de 10. Tienen forma asimétrica y pueden rotar individualmente y se insertan en la "mano", del metacarpo a la falange distal. Las rémiges secundarias, conectadas al cúbito, son más anchas y cortas. Permanecen juntas durante el vuelo y proveen elevación. Las terciarias son las más internas del ala, conectadas al húmero, y funcionan como cobertura de las anteriores. En general, las aves forestales que necesitan maniobrar con rapidez entre las ramas, como el arrendajo, tienen las alas más cortas y redondeadas.

Garrulus glandariusCoberteras. Plumas que se superponen y cubren las rémiges. El color azul de las plumas se debe a la difracción de la luz a través de las diferentes capas de proteínas, formadas por melanina (y no al color directo de un pigmento). En el arrendajo constituyen una de sus características más llamtivas. El número de barras negras o azules que presenta la cobertera primaria más externa es característico de la edad: 6-8 para juveniles y 10-12 para adultos.

Garrulus glandariusTimoneras o rectrices. Son las plumas de la cola que regulan la dirección del vuelo, fundamental en un ave que se mueve entre ramas. En el arrendajo, en el que la cola es relativamente larga, se utiliza como diagnóstico la anchura de la quinta rectriz en la escotadura: 20-25 para el joven, 25-30 para el adulto.

Garrulus glandariusPlumón. Forma parte de las plumas genéricas (no de vuelo), que recubren cabeza, cuello, tronco y extreminadades. Su estructura es de raquis corto, con pocas barbas y barbillas sin gancho, por lo que no se entrelazan entre ellas, dando el aspecto "esponjoso". Su función principal es el aislamiento térmico, creando una capa de aire. En la foto, plumón de la zona ventral del arrendajo.

Como curiosidad, el arrendajo es una de la aves con pautas de alimentación más elaboradas. Uno de estos hábitos es el almacenaje de alimentos durante el otoño para disponer de ellos en la época de escasez. Avellanas, castañas, bellotas... son estas últimas las más numerosas, que recoge bajo el árbol y son enterradas con frecuencia fuera del propio bosque, en un pinar o en el borde de prados, cerca de un hito reconocible. Las deposita a 3-5 cm de profundidad y las cubre con tierra u hojarasca. Se han contabilizado hasta 5000 bellotas almacenadas por un sólo ejemplar en una temporada.

10/12/2011