¿Qué es un lagarto y no tiene patas? (Anguis fragilis)

Un animal que se arrastra por el suelo a modo de serpiente y carece de patas tiene que ser una serpiente... o no. En nuestras tierras gallegas existe un lagarto ápodo (sin patas): el lución, conocido en gallego como escáncer o liscante. ¿Que lo diferencia de las serpientes y lo hacen ser un lagarto? Sus características generales que podemos descubrir cuando lo tenemos cerca. Si nos fijamos en el abdomen, las escamas ventrales son iguales a las dorsales y dispuestas en varias filas (en los ofidios solo aparece una fila de escamas). Los ojos se protegen con párpados (en los ofidios no hay). Su cola es larga, del tamaño del conjunto cabeza-cuerpo y se desprende con cierta facilidad. Por supuesto, de venenoso no tiene nada y ni siquiera muerde.

anguis fragilis
Estas características son el resultado de su evolución, estando emparentado con los famosos dragones de Komodo. Su familia está formada por ocho géneros y 75 especies a lo ancho del mundo. El escáncer es bien conocido entre la población por su amplia presencia. Los adultos miden aproximadamente enre 25 y 50 cm, de los que la mitad pertenecen a la cola. El cuerpo es cilíndrico, muy alargado y la cabeza pequeña con el hocico romo. En la cabeza destaca la placa frontal, que se presenta como la escama más grande. El iris es de tonalidad anaranjada. En los adultos la coloración varía desde gris hasta marrón con el vientre más oscuro, mientras que los juveniles tienen el dorso plateado u ocre claro con una línea vertebral oscura. Las crías nacen vivas, ya que es una especie ovovivípara.

anguis fragilis
Como reptiles, su actividad depende de la temperatura. En zonas templadas o abrigadas están activos entre febrero y noviembre. A partir de la llegada del frío se retiran a galerías subterráneas para hibernar. Los luciones suelen tener preferencia por lugares húmedos y con cobertura vegetal amplia y baja como hierba o matorral aunque se aventuran con frecuencia en otros hábitats por lo que son frecuentes en setos, bosques poco espesos, matorrales, cunetas, prados cercanos a zonas húmedas... Aunque puede observarse durante todo el día, su actividad más frecuente en durante el crepúsculo. En esos momentos es cuando más rastrea en busca de sus presas (larvas de insectos y caracoles sobre todo), usando su lengua como detector. Es una especie de amplia distribución europea. En España se limita a la mitad norte, situándose las poblaciones más meridionales en la zona de Gredos y orillas del Tajo. El límite de pluviosidad de 600 mm/año marca su límite de expansión. En Galicia es uno de los reptiles más abundantes, presente en las cuatro provincias, desde el nivel del mar hasta los 1600 m de altitud.

anguis fragilis
anguis fragilis

 

23/11/2014