Esfinge de la correhuela (Agrius convolvuli)

Agrius convolvuliEsta mariposa noctura o "avelaiña" (gallego) es una esfinge. Las orugas de esta familia, cuando están en reposo, tienen cierto parecido con las esfinges egipicias, de ahí su nombre. La segunda parte del nombre común suele designar la planta o plantas huésped principales (del pino, del aligustre, del tilo...) o alguna característica muy marcada (la famosa esfinge de la calavera, la ocelada o abejorro). En este caso, la esfinge de la correhuela es un visitante nocturno de Agrius convolvuliplantas de jardín o ruderales, principalmente Convolvulus arvensis, de ahí el específico latino. En francés su nombre es "sphinx à cornes de boeuf", algo así como esfinge de cuernos de buey, supongo que por el apéndice de la oruga.

Agrius convolvuliEsta esfinge es una especie muy común en toda Europa, migrante (?) y procedente de África. La época de vuelo es de mayo/junio y agosto/septiembre. El ejemplar de las fotografías medía 69 mm desde la cabeza hasta el extremo de las alas (cerradas, que es cuando se dejó medir).

Agrius convolvuliUnos alumnos del colegio (A Zapateira, A Coruña, en septiembre 2010) la encontraron en el patio durante su siesta diurna (la de la mariposa, no los niños!). Su falta de movilidad, incluso al meterla en el terrario, hacía pensar en que estaba en las últimas. Al llegar la noche, comenzó una actividad frenética, calentando los músculos de vuelo. Sólo entonces nos mostró los preciosos colores del abdomen, ya que hastas ese momento, sólo nos enseñó su capacidad de camuflarse Agrius convolvulicontra un tronco. Hubo que soltarla inmediatamente para evitar que se hiciera daño al chocar contra las paredes de cristal. Con un vuelo poderoso desapareció en el cielo nocturno en sólo un instante.

(Segunda parte) A punto de ser atropellada y aplastada, esta oruga se libró por poco. Tardó unos minutos en cruzar una estrecha pista, parte de la Ruta de la fraga de Sisalde (Arteixo, A Agrius convolvuliCoruña) que estábamos haciendo. Es un gran bicho que medía 102 mm. Al intentar medirlo se retorcía y combaba dando latigazos. El "cuerno" de la parte posterior ya nos daba la pista de que sería una oruga de esfíngido (mariposa nocturna). Cuando lo comprobamos, resultó ser la misma especie de la que ya habíamos observado el adulto unos días antes (ver aquí). Desde luego, el cambio de larva a imago es todo un milagro de la naturaleza.

Agrius convolvuli"Cuando la oruga está completamente crecida y dispuesta para pupar, deja de comer y busca un lugar adecuado para la pupación. Es en este momento cuando se encuentran a menudo orugas andando "deliberadamente" a través de calzadas y pavimentos". (Michael Chinery. Guía de campo de los insectos de España y de Europa. Ediciones Omega: Barcelona, 1988).

Esta es su pupa. A los dos días de recogerla, ha ido labrando un pequeño hueco entre el musgo y la tierra y se ha transformado en esta pupa. Es sorprendente el cambio. En Agrius convolvulila pupa ya se adivina la forma de los enormes ojos del imago (adulto) y el estuche en el que formará la probóscide (tubo que forma la boca chupadora). Pero más sorprendente aún es descubrir junto a ella los restos de lo que fue la parte anterior de la oruga: la cabeza y la parte anterior con al menos el primer par de patas torácicas.

 

09/11/2010