bootstrap themes

Buscando libélulas

Encoro de O Con (Vilagarcía de Arousa, Pontevedra)

Lugar: Encoro de O Con (Vilagarcía e Arousa, Pontevedra)
Orden: Odonata
Clase: Insecta
Filo: Arthropoda

Una tarde de julio por la zona de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) con unas pocas horas por delante antes de regresar a casa decidimos hacer una pequeña ruta por la zona, así que nos dirigimos al Encoro do Con o de Castroagudín. Pero cambiamos la ruta prevista para sólo rodear el embalse.

Para llegar hasta él, desde Vilagarcía de Arousa, salimos por la PO-305, en dirección al enlace de la vía rápida (VG-4.7), y antes de llegar tomamos el desvío a la izquierda señalizado como Estación hidrobiolóxica do encoro do Con. Antes de llegar, en Castroagudín, un último desvío a la derecha, señalizado.


Encoro de O Con

El embalse

El embalse en el rego de O Con, que nace en el cercano Montes Xiabre, perteneciente a la demaración hidrográfica Galicia Costa, es la principal fuente de abastecimiento de agua potable del municipo de Vilagarcía de Arousa. Es de propiedad municipal, gestionado por Augas de Galicia. Es de tipo de gravedad, con una superficie de cinco hectáreas, una altura de 16 metros y un volumen de 0,23 hectómetros cúbicos.
Pero lo más relevante en los últimos años es la presencia en sus orillas de la Estación hidrobiolóxica de la Universidade de Santiago de Compostela, en la que se han realizado multitud de actividades de docencia, investigación o divulgación desde su inauguración, en octubre de 2004, con la dirección de Fernando Cobo (hasta su destitución en este 2020, con la intención por parte de la USC de crear un "mando único" de las tres estaciones gallegas).

Encoro de O Con

 Un paseo por sus orillas en busca de libélulas

Rodeamos el embalse desde la presa, en sentido contrario a las agujas del reloj. El entorno que lo rodea no es especialmente atractivo, ya que se trata fundamentalmente de eucaliptales, pero ceñidas a la masa de agua aún se pueden observar zonas de vegetación autóctona, sobre todo pequeñas saucedas.

Nada más acercarnos al límite, comienzan a aparecer las primeras libélulas. La primera es la flecha roja o tizón de patas negras (Sympetrum sanguineum), que destaca por su color amarillo o rojizo y patas negras en los machos, pero las hembras son de tonos cobrizos. La mancha amarilla en la base de las alas también es identificativa. Aparece posada en los juncos de la orilla o en vuelo rápido. Es una especie propia de aguas paradas o con corriente lenta, como ocurre en este embalse, buscando vegetación densa para poner los huevos. Su presencia es muy abundante.

Sympetrum sanguineum

  

Siguiendo la orilla, aparecen unos caballitos del diablo mucho más esbeltos y frágiles, pero que brillan en tonos azules, inquietos, alternando los vuelos con los posados. Es la doncella o azulilla de estanque (Enallagma cyathigerum). En los machos el abdomen es azul alternando con manchas negras.

Enallagma cyathigerum

Pero si se trata de destacar por el color, no pasaron desapercibidas las libélulas africanas o tizones violáceos (Trithemis annulata), con sus llamativos ojos rojos, alas echadas hacia delante y abdomen levantado, como apuntando al sol. Es un especie muy agresiva con otras libélulas, procedente del norte africano hace unas décadas y en expansión.

Trithemis annulata

Una de las especies gallegas más frecuentes y que no debería faltar en este embalse es el caminero común (Orthetrum coerulescens). Los machos lucen abdomen azul debido a la pruinescencia (partículas de cera) que lo recubre, mientras que las hembras se ve de color amarillo pardo. El pterostigma (una celdilla del ala más gruesa y fundamental para el movimiento de las alas) es amarillo. En este caso este macho lo observamos un poco apartado de la masa principal, entorno a un pequeño charco con abundante vegetación.

Orthetrum coerulescens

De vuelta a la orilla del embalse, seguimos un entrante por la zona embarrada, detrás de los poderosos vuelos de un aeshnido, la libélula emperador (Anax imperator). Es una de las especies de mayor tamaño, llegando a los ocho centímetros. Cara amarilla, ojos azules, tórax verde y abdomen de un azul intenso la hacen reconocible en sus desplazamientos de patrulla por el territorio que domina. Fotografiarla bien ya queda para los expertos... excepto que esté de merienda y se deje ;)

Anax imperator

Nada que ver con la fragilidad de otro caballito del diablo, el Chalcolestes viridis, una especia típica de estanques con árboles en sus orillas, ya que en ellos pone sus huevos. No sólo es muy frecuente sino que además es una de las que tienen el período de vuelo más amplio, entre mayo y septiembre. Sus reflejos metálicos la delatan entre las hojas.

Seis especies de odonatos que eclipsaron a otros bichos que también se pusieron "a tiro", como mariposas, lagartijas o aves.

Chalcolestes viridis
Oenanthe oenanthe

Más información
- Web de la Estación hidrobiológica do encoro do Con.
- Ruta de senderismo entre Vilagarcía y el monte Xiabre, pasando por el embalse, en la web de la revista eSmás.
- Información de las especies en Iberian Odonata.
- Guía das libélulas de Galicia (Baía Edicións)

> Enlace al álbum de fotos.

© Copyright 2019 Luar na fraga - All Rights Reserved- Diseñado con MobiRise